Síndrome de alimentación nocturna, recomendaciones nutricionales para abordarlo.


FavoriteLoading¡Agrégame a favoritos!
Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterPrint this page

Buenos días ciudadanos, la nueva entrada del lunes pasado os hablaba del Síndrome de alimentación nocturna y hoy yo quiero hablaros de las pautas a seguir para abolir ésta enfermedad.

En primer lugar se debe investigar desde donde proviene la ansiedad que provoca que la persona ingiera esas cantidades tan grandes de comida.

La solución suele venir en manos de expertos en psicología, psiquiatría y nutrición. Tras ello debe seguir la dieta restrictiva, pero nunca a la par, ya que la falta de alimentación podría provocar más estrés aún.

Comenzaremos proporcionándole las herramientas necesarias para que aprenda a cambiar sus hábitos y actitudes frente a la comida.

Para todo ello le ayudará llevar unas pautas alimentarias controladas, las cuáles son:

– Llevar un diario de la comida que se ingiere día a día.

– Horas de la comida de manera extricta.

– Tipos de cocinado, calorías que aporta…

– Seguir una dieta diurna, en la cuál se coma 5 veces sin exceptuar ninguna.

– Picar algo bajo en calorías y alto en fibra justo antes de acostarse.

– Tomar infusiones relajantes como tila, melissa, valeriana, hierba Luisa… Antes de dormir.

– Evitar dormir siesta para que exista mayor cansancio y probabilidad de sueño a la caída fe la noche.

Tras estas pautas y cuando la persona se cociencie de su cambio alimentario, debe comenzar una dieta para prevenir o disminuir la obesidad (en él caso que exista), con una dieta hipocalórica y ejercicio físico en la medida de lo posible.

Espero haber ayudado a comprender un poquito más esta rara enfermedad. Un saludo y hasta él próximo post.

 

 


Manuela Beneito Soria

Acerca de Manuela Beneito Soria

Manuela Beneito es una joven linarense de 26 años. Por motivos familiares tuvo que abandonar los estudios para comenzar una larga carrera laboral, que la hizo introducirse en la cocina y a su vez, enamorarse de la nutrición saludable. Tras 5 años de experiencia, retomó sus estudios con fuerza y valentía y logró salir airosa de ellos. Es una persona nerviosa, competitiva y muy activa. Su gran carisma la hace muy cercana a la gente. Le gusta innovar e introducirse en nuevos proyectos de salud que la hagan sentirse útil y valorada.