¿Qué tipo de almohada necesitas?


FavoriteLoading¡Agrégame a favoritos!
Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterPrint this page
Posiciones correctas e incorrectas a la hora de dormir

Posiciones correctas e incorrectas a la hora de dormir

 

A la hora de dormir debemos mantener la columna vertebral alineada de forma natural. Si la altura de la almohada es demasiado alta al dormir de lado o boca abajo, se aumentará la tensión muscular en la zona posterior del cuello y hombros. Además puede acarrear otros problema, como por ejemplo obstruir la respiración (provocando el ronquido). En cambio si la almohada es muy baja también pueden aparecer tensiones musculares en el cuello.

Si nos basamos en las mediciones de nuestro cuerpo, la almohada debe mantener una altura de 10 a 15 cm, de manera que soporte adecuadamente tanto la cabeza como el cuello. Además con tu almohada debes sentirte cómodo, es muy importante.

Posturas:

• De lado:  nuestra almohada nos debe permitir que la cabeza quede alineada con el resto de la espalda. Si nos miraran desde un lateral, las dos orejas deben estar a la misma distancia de los hombros. En estos casos, la almohada deberá ser gruesa y firme.


• Boca arriba: almohada de grosor y firmeza intermedios, que respete la curva natural y fisiológica del cuello. Esto quiere decir, que si alguien nos mirara desde el lateral de la cama, nuestra cabeza y cuello deberían seguir la horizontal con el colchón. Si la almohada fuera demasiado alta o baja nos levantaremos, como hemos explicado al principio del post, con dolor y rigidez de cuello.


• Boca abajo: no es una postura que como fisioterapeuta deba recomendarte, y si puedes evitarla sería mejor para tu espalda. Sin embargo, si es el único modo en el que consigues conciliar el sueño, una almohada blanda y estrecha será la mejor opción.


• Diversas posturas durante la noche: si eres de los que se mueven mucho y cambian durante toda la noche de postura, lo más adecuado será una almohada de firmeza media, para que se pueda adaptar a las distintas posiciones que adoptes.

Factores a tener en cuenta:

• Las almohadas de fibras sintéticas o plumas son flexibles, por lo que serán recomendables en aquellas personas que duermen boca abajo.

• Si duermes en pareja, se recomienda que cada uno tenga su propia almohada.

• Para las personas que se mueven mucho a la hora de dormir, son recomendables las almohadas de látex y viscoelásticas, ya que cuentan con un sistema de «memoria», y se adaptan a la persona que las utiliza.


• Con el tiempo las almohadas pierden firmeza y propiedades, por lo que se recomienda cambiar de almohada cada 5 años aproximadamente.


Rocío Mora Moreno

Acerca de Rocío Mora Moreno

Rocío es graduada en Fisioterapia, Experta en vendaje neuromuscular, cuenta con amplia formación en manipulaciones vertebrales, estudiante de ortoprótesis. Es colaboradora activa en diveros eventos de la empresa TECMA, cuenta con su propia clínica y es la encargada del tratamiento y prevención de lesiones laborales en la empresa de logística DHL. Rocío decide colaborar en esta ciudad sanitaria como profesional con sus consejos sobre como mantener una vida saludable realizando ejercicios y aplicando técnicas convencionales.