El cuidado de los pies en verano 2


FavoriteLoading¡Agrégame a favoritos!
Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterPrint this page

¡Hola! Soy Jose y seré vuestro podólogo en esta Ciudad Sanitaria.

En primer lugar quiero dar la bienvenida a todos los lectores de este blog de consejos respecto a temas sanitarios.

En segundo lugar quiero dar las gracias por haber confiado en mí para dirigir la sección relacionada con la podología, para mí es un placer. Cuando me lo propusieron me vinieron a la cabeza miles de temas diferentes sobre los que hacer el primer post y de qué forma podía enfocarlos para que fueran lo más entendible posible. Teniendo en cuenta la proximidad del periodo vacacional de verano y que ya empieza a apretar el calor, me decanté por el cuidado de los pies en el verano.

Con la llegada del verano y el calor llega también un periodo delicado para los pies. Debido principalmente al cambio del tipo de calzado como a las nuevas condiciones climatológicas nuestros pies pueden sufrir determinados problemas. Pasamos de un calzado cerrado a uno abierto, además de prescindir de calcetines o medias que, en gran medida, protegen los pies. Los pies soportan el peso de nuestro cuerpo, aguantan largas caminatas y sufren las consecuencias de llevar zapatos de tacón etc.

Es por ello que nunca está de más concedernos unos minutos para cuidar de los pies y llenarlos de belleza y vitalidad, sobre todo en verano, una época del año en la que las tiras de las sandalias, las altas temperaturas de la arena de la playa y el cloro de las piscinas los estropean más que nunca.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que en cada época del año el pie sufre de una forma diferente y por tanto los cuidados deben ser distintos.

El cuidado de los pies en verano adquiere una gran importancia si se quieren evitar todos los problemas que pueden surgir a causa del calor, ir descalzados en determinados lugares públicos, utilizar un calzado inadecuado, sudoración excesiva de los pies y en especial una higiene deficiente.

Para mantener los pies sanos durante el periodo estival conviene seguir las siguientes recomendaciones:
Higiene de los pies: es el aspecto más importante del cuidado de los pies. Después de cada ducha hay que secarlos perfectamente con la toalla, poniendo especial atención a los espacios entre los dedos y el pliegue que se forma en la unión de estos en la planta para evitar la maceración de la piel que pueda acarrear sobreinfecciones. También conviene hidratar la planta de los pies con una crema indicada para ello.

Sudor: después de lavar y secar adecuadamente los pies, puede utilizarse un antitranspirante (no un desodorante), o productos secantes (talco o antifúngicos si se desea prevenir una posible infección). Un sudor excesivo puede hacer que se agriete la piel entre los dedos.

No compartir toallas ni calzado: hacerlo supone un riesgo frente a las infecciones fúngicas.

No caminar descalzo en superficies calientes: evapora el sudor de los pies y seca la piel, generando la aparición de durezas.

Hidratación: Conviene hidratar los pies todos los días con cremas especiales para ello, preferiblemente por la noche.

Calzado: en este capítulo hay recomendaciones diferentes para cada situación. Pero, en términos generales, el calzado debe ser ligero, flexible, cómodo, transpirable, que no se salga y que el pie quede holgado en su interior. De este modo se evitarán rozaduras y ampollas. Pero hay otras recomendaciones:

  • Para evitar infecciones por hongos y papilomavirus: en la piscina, la playa, las duchas, baños públicos, saunas, gimnasios y otros lugares húmedos o en los que haya agua en el suelo, utilizar siempre chancletas de goma para evitar el contacto directo de los pies con el suelo. En los hoteles también, tanto en la ducha como en la habitación, especialmente si hay moqueta en el suelo. En el resto de las situaciones el calzado debe facilitar la transpiración y ser de materiales naturales para evitar que suden y se recalienten los pies, lo que favorece la proliferación de hongos. Mejor si se utilizan calcetines ligeros de algodón. Cambiar el calzado y los calcetines todos los días.
  • Deportivas: se pueden utilizar de vez en cuando, especialmente cuando se practica algún deporte o se prevé realizar largos paseos, pero no deben utilizarse a todas horas y todos los días. Los pies se resentirán antes o después.

Aplicar estas sencillas recomendaciones os ayudará a disfrutar del verano con unos pies sanos. En cualquier caso, si tenéis cualquier consulta o problema, no dudéis en acudir al podólogo.


Jose Rubio Valls

Acerca de Jose Rubio Valls

Jose Rubio es un joven Diplomado en Podología y Máster en Patomecánica del pie y sus Tratamientos Ortopodológicos, es propietario de la clínica Podosens en la Vall d'Uixó (Castellón), una clínica con gran aceptación y renombre en la zona. Una persona dinámica, con afán de superación y cuyo propósito es que la mayoría de los ciudadanos goce de una vida saludable es por eso que decide participar en esta gran ciudad saludable a través de su sección.


2 Comentarios en “El cuidado de los pies en verano

  • Lorena
    Lorena

    Buenos días!

    ¿Recomiendas para los talones agrietados esos nuevos rodillos que venden con cristales de diamante? las cremas no son suficiente y la piedra pómez parece que no profundiza demasiado :/

    Gracias!

  • Jose Rubio Valls
    Jose Rubio Valls Autor

    Buenos días Lorena. Yo personalmente recomiendo tanto la piedra pómez como el rodillo automático (que no deja de ser tipo una piedra pómez pero que no la mueves tú con la mano) como un tratamiento coadyuvante, esto quiere decir que no debe ser sustitutivo de la quiropodia (la limpieza de pies por el podólogo). Tanto la piedra pómez como el rodillo que sale en la tele quitan el callo superficialmente pero no el callo que hay en las paredes del interior de la grieta. En cuanto a las cremas te recomiendo cremas de urea al 30%-40% si tienes los talones muy resecos y agrietados o cremas con alto contenido en ácido hialurónico que son muy hidratantes. Los aceites también pueden dar buenos resultados. Un saludo y muchas gracias por preguntar.

Comentarios están cerrados.