DOLOR DE HOMBRO ¿TENDINITIS O BURSITIS?


FavoriteLoading¡Agrégame a favoritos!
Email this to someoneShare on Facebook18Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterPrint this page

hombro

La bursitis y la tendinitis son patologías comunes que causan inflamación y dolor en la articulación del hombro. También pueden presentarse en las articulaciones de los codos, las muñecas, las caderas, las rodillas o los tobillos.

Para entender los conceptos lo mejor es explicar que es un tendón y la bursa:

Una bursa es bolsa cerrada y llena de líquido que funciona como superficie de amortiguación entre los músculos y los tendones o entre los músculos y los huesos. Las bursas se encuentran en todo el cuerpo, pero por su tamaño se hacen más importantes las del hombro. La bursitis tiene lugar cuando una bursa se inflama.

El tendón es una banda flexible de tejido que conecta los músculos a los huesos. Los tendones pueden ser pequeños, como los que se encuentran en la mano o el tobillo, o grandes, como el tendón de Aquiles en el talón. Los tendones trasmiten el poder generado por los músculos para ayudar a mover la articulación. La tendinitis, por tanto, es la inflamación de un tendón.

Bursitis subacromial: esta bolsa se encuentra justo arriba de un grupo de cuatro músculos del hombro llamado “manguito rotador”. La bursitis en esta área es común y se genera debido a una lesión, artritis, compresión, uso excesivo del hombro o depósitos de calcio. Los síntomas incluyen dolor en la parte superior del hombro o en el tercio superior del brazo y dolor severo al mover el hombro.

Tendinitis del manguito rotador y síndrome del impigement (pinzamiento) El manguito de los rotadores sirve para mover el hombro hacia adentro y hacia fuera. La tendinitis del manguito rotador ocurre cuando el uso excesivo o una lesión del hombro provocan que los tendones se irriten o inflamen. El síndrome del impigements sucede cuando los tendones se prensan entre las estructuras involucradas en el movimiento del hombro. Los síntomas son: dolor intenso en el hombro o en la parte superior del brazo al levantarlo y moverlo. En algunos casos, este tipo de tendinitis puede reincidir o empeorar con el tiempo o al realizarse movimientos repetitivos.

Tendinitis bicipital (tendinitis calcificada): el tendón bíceps se halla frente al hombro y ayuda a flexionar el codo y el hombro hacia adelante y a girar el antebrazo. La inflamación de este tendón puede resultar de su uso excesivo o por una lesión. Los síntomas son dolor delante del hombro que puede irradiarse al codo y antebrazo.

CAUSAS

La bursitis, la tendinitis y otros síndromes de los tejidos blandos generalmente son el resultado de uno o varios de los siguientes factores:

* Actividades recreativas o laborales que causan uso excesivo o daño en las articulaciones.

* Mala postura o malos hábitos al caminar.

* Movimientos repetitivos.

* Tensión de los tejidos blandos debido a una articulación o hueso posicionado incorrecta o anormalmente (como diferencias en la longitud de las piernas o artritis en una articulación).

* Artritis asociada con inflamación, gota o enfermedades tiroideas.

* Enfermedades metabólicas como la diabetes.

* Consumo de ciertos antibióticos.

Tanto la bursitis como la tendinitis se van haciendo más frecuentes conforme avanzamos en edad. En la mayoría de los casos se presentan súbitamente, pueden durar por días, semanas o más, y luego desaparecen después de descansar o de recibir tratamiento.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la tendinitis y la bursitis comienza con la historia clínica y el examen físico. La persona describirá el dolor y cuándo y en dónde se presenta. El médico le puede preguntar si mejora o empeora durante el día. Otra clave importante es qué hace que el dolor se alivie o regrese. Existen otros exámenes que el médico puede usar tales como:

* Prueba de presión selectiva del tejido para encontrar cuál tendón es el afectado

* Palpación de áreas específicas del tendón para definir el lugar exacto de la inflamación

* Radiografía para descartar artritis u otros problemas óseos

* Resonancia: puede mostrar daños tanto en el hueso como en los tejidos blandos

* Inyección de un anestésico para ver si el dolor desaparece (infiltración).

* Obtención de líquido del área inflamada para descartar una infección.

TRATAMIENTO

El primer paso es reducir el dolor y la inflamación.

* Reposo

* Medicamentos antiinflamatorios, AINES o corticoesteroides.

* El hielo puede ser de ayuda en las lesiones recientes y graves, pero es de escaso  beneficio en los casos de lesiones crónicas. Cuando el hielo es necesario, se puede colocar en una bolsa sobre el área afectada durante 15 a 20 minutos cada 4 a 6 horas durante unos 3 a 5 días.

* Si no hay mejoría, el médico puede inyectar un medicamento (infiltración) en el área que rodea la bursa o el tendón inflamados.

* Si la bursitis es causada por una infección, el médico recomendará el uso de antibióticos.

* Si un tendón está completamente desgarrado, tal vez se requiera cirugía para reparar el daño.

Fisioterapia:

* Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pautados por su médico o fisioterapeuta

* Una corriente eléctrica que impulsa un medicamento corticosteroide a través de la piel directamente sobre la bursa o el tendón inflamado (iontoforesis). Pautado por su médico y colocado por un fisioterapeuta.

* Masaje de los tejidos blandos.

PREVENCIÓN

Dado que muchos desórdenes de los tejidos blandos se deben a uso excesivo, el mejor tratamiento es la prevención. Es importante evitar o modificar las actividades que causan el problema.

* Realizar ejercicios de calentamiento o estiramiento antes de iniciar el ejercicio.

* Evite actividades que requieran que se estire por encima de la cabeza por periodos largos.

* Hacer pausas frecuentes al realizar tareas repetitivas.

* No realice movimientos de hombros repetidamente por mucho tiempo.

* Efectúe ejercicios de amplitud de movimiento para mantener la fortaleza y flexibilidad que le recomiende su fisioterapeuta.

* Aumentar la superficie de agarre de las herramientas usando guantes o algún otro medio.

* Usar las dos manos para sostener objetos pesados.

 


Rocío Mora Moreno

Acerca de Rocío Mora Moreno

Rocío es graduada en Fisioterapia, Experta en vendaje neuromuscular, cuenta con amplia formación en manipulaciones vertebrales, estudiante de ortoprótesis. Es colaboradora activa en diveros eventos de la empresa TECMA, cuenta con su propia clínica y es la encargada del tratamiento y prevención de lesiones laborales en la empresa de logística DHL. Rocío decide colaborar en esta ciudad sanitaria como profesional con sus consejos sobre como mantener una vida saludable realizando ejercicios y aplicando técnicas convencionales.